sábado, 8 de marzo de 2008

Wandercliquen

Contra la historia se erige el aullido de ofensivas mínimas, gestos juveniles anteriores a la catástrofe, fragmentos de un deseo fundado bajo especies de eternidad. Los ribetes verdiblancos de las bandas errantes iluminan aún el crepúsculo que precede a nuestra noche absurda. No hay más combate que el combate por las tabernas.

2 comentarios:

Ladrón_De_Versos dijo...

¿Puedo colaborar con vosotros en el blog? Espero una respuesta. Saludos y buenos días desde Valencia.

Luciérnaga dijo...

bienvenido Pablo!!!

=)