viernes, 21 de marzo de 2008

Sin recurso

Incesante curvatura, como un pliegue en la túnica del mundo, habla en el poema el zumo comunal y la cautela, irradia en su voz la voz, de los unánimes canta la ágil desbandada. Levantado al margen de la legalidad, desbroza una zona de protección, comienza a pasar factura, repone el estuario.

No hay comentarios: