lunes, 4 de febrero de 2008

Ya es hora


Escribir, entonces, con un puñal en las manos,
con una boca viva hablando en nuestra propia boca.
ENRIQUE FALCÓN.

Ya va siendo hora
de necrosar las entrañas,
de cerrarnos los ojos,

va siendo hora
de enterrar la lucha en la cuneta
junto a los restos del gato que todavía está muriendo

de silenciar los poemas,
de cosernos las uñas,
de rayar en los mapas,

va siendo hora de ahumar las nubes
con la peste del hígado,
de empujarlas
con la fuerza del bazo del niño que trabaja,

va siendo hora de masacrarlo todo,
de acabar con los mendigos,
de escupirle a los yonkis,
de matar a las putas,

va siendo hora de arrugar
los pasillos,
de aplastar a las mujeres,
de sentirnos superiores,
de ignorar a los ancianos,
de competir con el vecino,
de quererlo todo y más,

va siendo hora

de que leas un poema,
y después, le des la vuelta.



Foto by Luciérnaga

1 comentario:

M. dijo...

Redondez.

Me ha gustado mucho.