domingo, 24 de febrero de 2008

Imperioso, colérico, irascible, extremo en todo, con una imaginación disoluta como nunca se ha visto, ateo al punto del fanatismo, ahí me tenéis en una cáscara de nuez... Mátenme de nuevo o tómenme como soy, porque no cambiaré.
Marqués de Sade


LA SUPERIORIDAD DE LOS LOCOS

A L.M.P

(Siempre fue más fácil ser Julieta.)

Recorro los pasillos despeinada
con las muñecas desnudas
las servilletas de los ojos ensangrentadas
y esta terrible maldición de ser poesía
tatuada en las uñas
del silencio.
Tú y yo lo sabemos,
nos reímos pisando las virutas de cuarzo
de la rae
mientras
Justina se pelea
con el filo de su pupila.
Tú y yo lo sabemos,
todos los templos
serán destruidos
todos los hombres
igualados al suelo
y todas las casas asiento
de los dioses.
Y eso que ambos
somos ateos.


boomp3.com




cuadro: James Rosenquist, Industrial Cottage