miércoles, 27 de febrero de 2008

conversaciones

Dónde creer?

Quién tiene el rostro de la verdad?

dónde se encuentra la congruencia.

existe eso realmente?

Un hombre se sienta a decirme

cómo son las cosas.

tratando de convencerse

a través de mí.

Ayuda con su ímpetu

de cabeza maciza,

pero sólo porque… sabe de lo que habla.

Un perro se tomaría el mismo

trabajo con un cachorro

que encuentra abandonado.

La experiencia desarrolla

humanos horribles,

que trasmiten cosas buenas y malas.

Es un espiral muy profundo

el de la transmición del

significado de la existencia.

Es que sólo tenemos una vida,

(unos cuantos poco años)

para poder aceptar

que la nada es más

que el todo.

3 comentarios:

Félix Menkar dijo...

Marxela:
Todos somos unos putos mercaderes de significados, intentamos comprender el mundo realizando invasiones ideológicas, despejar nuestras dudas diciéndolo al otro lo que es verdad, lo que está bien o mal, es nuestra tara genética, somos depredadores hasta con las ideas. Estamos realmente solos y tenemos miedo, mucho miedo.
Beso.
Menkar (soy un amigo de Lucía)

Gabriela dijo...

Las experiencias son intransferibles...
Mi lugar es sólo eso.
Habría que recordarlo...
Sobretodo.

M. dijo...

Es una evidencia, y como todas, dificil de aceptar.