domingo, 17 de febrero de 2008

Angus, potente, joven, inteligente, para mí de esos a los que se les puede llamar G E N I O. Os dejo con algo suyo y si queréis más:

http://lacajadeletras.blogspot.com/





Su casa era un agujero.
Solía dormir, hasta las doce del mediodía ni un minuto más,
Era muy estricto con los horarios, parece.
En su juventud había frecuentado más de cincuenta programas de televisión
Tipo concurso, sin haber ganado jamás una sola moneda y
(curiosamente) presumía de ello constantemente
Amaba a sus perros por encima de todas las cosas, pero
Ninguno de ellos tenía nombre.
Leía una y otra vez el mismo libro torpemente
Las palabras que no entendía las inventaba haciendo que
Algunas frases carecieran de significado

Le encontraron muerto con una nota colgando del cuello,
Con mala caligrafía se podía leer:

- Bajo ningún concepto alimenten a los perros con mi carne. Gracias.

Amaba a sus perros por encima de todas las cosas, no cabe la menor duda.





ANGUS

1 comentario:

Viktor Gómez dijo...

Realmente bueno. Angus es un crac. Recuerdo que Elena Escribano me comentó por lo bajini "que bueno es ese muchacho, ¿cómo se llama?". Fue en aquella tarde noche que recitamos poemas en Primado.

Poesía de la conciencia, realismo sucio, todo eso son etiquetas. Este poema, el amigo Angus, son sencillamente 'el poema y el poeta' en estado de gracia.

Buena semana,

Viktor