lunes, 21 de enero de 2008

usar mejor los espacios públicos

Lo lamento, pero la fotógrafa me ha pedido que saque las fotografías de internet hasta que las exponga en un concurso. No es tan fácil decidir sobre los contornos.

5 comentarios:

Luciérnaga dijo...

Dios Marxela, eres tú??

Te adoro!!!

hurra hurra y hurra!!!

Sí sí sí!!!! Te aplaudo y no sé qué más decir!!!

Que olé tú!!!!!!!

Un beso enorme!!!!!

marxela dijo...

Hola! Claro que soy yo! GRacias por los elogios.
un saludo

Viktor Gómez dijo...

Buena entrada, Marxela.

Desde aquel "Yo soy mi cuerpo" del canario Domingo Rivera hasta "Soy yo quien decide los contornos de mi existencia" que nos propones han pasado un siglo pero se pulsa el mismo vigor y caudal que mueve la poesía a través de sus heraldos. Los insumisos, los resistentes, los inacallables, los osados, los libertarios poetas.

Y si, el cuerpo es el territorio de una libertad y de una historia que nos corresponde defender.

Buen miércoles,

Viktor

Viktor Gómez dijo...

El citado poema de Domingo Rivero es éste que muestro y es del año 1922 cuando se publica. Salvando la distancia sociocultural de aquella sociedad y la nuestra es un poema muy peculiar, osado y sin traditio previa.


YO, A MI CUERPO

¿Por qué no te he de amar, cuerpo en que vivo?
¿Por qué con humildad no he de quererte,
si en ti fue niño y joven, y en ti arribo,
viejo, a las tristes playas de la muerte?

Tu pecho ha sollozado compasivo
por mí, en los rudos golpes de mi suerte;
ha jadeado con mi sed, y altivo
con mi ambición latió cuando era fuerte.

Y hoy te rindes al fin, pobre materia,
extenuada de angustia y de miseria.
¿Por qué no te he de amar? ¿Qué seré el día

que tú dejes de ser? ¡Profundo arcano!
Sólo sé que en tus hombros hice mía
mi cruz, mi parte en el dolor humano.

Domingo Rivero

Velocet dijo...

So we wait :)