martes, 25 de diciembre de 2007

WAR NEVER CHANGES



Porque nacer es una alegría que duele
La Gran Orquesta Republicana


DECLARACIÓN DE INTENCIONES

La vivienda donde vivo es muy modesta. Figúrate que no tiene ni cine en casa. Espero que después de contarte mi secreto me sigas hablando y no me mires como miras a la gente que tiene una forma de vestir diferente a la tuya. Ni siquiera te planteas los ideales de nadie, solamente te importa los peinados, los pantalones y las camisetas. ¿Hay alguien ahí dentro?

La verdad es que no puedo negar mi posición: desde pequeño mis padres se han partido los cuernos para sacarme adelante y para que pueda tomar mis propias decisiones. No me quita el sueño no llevar ropa de marca, no me lo quita no vivir en el centro ni ser de una elite esnobista más cerrada que una sociedad secreta y donde la hipocresía esta a la orden del día...

Sin embargo me preocupan otras cosas que a veces me quitan el sueño: a veces sueño con las caras de los muertos de las guerras, de los niños trabajadores o de los que empuñan fusiles de asalto; sueño con las caras enfermizas de los que recorren tres mil kilómetros para violar niñas en países subdesarrollados; sueño con las caras de las mujeres victimas de la ablación, con las caras ensangrentadas y deformadas de las apedreadas, con la amoratadas caras de las mujeres maltratadas, con la cara de personas que no tienen cara porque no le dais importancia a sus historias llenas de dolor, muerte y destrucción.

En ese momento me levanto de madrugada gritando entre sudores enfermizos.

Y entonces, la sensación de desarraigo se vuelve insoportable, sabiendo que las cosas no van a cambiar hasta que no nos pongamos duros, hasta que no empecemos a arrimar el hombro en serio. Hasta que nos les señalemos con el dedo y vean que el poder puede cambiar de mano en un parpadeo. Que no nos distraigan con sus tonterías y sus televisiones desinformantes, no piques.

Porque la causa perdida es la que nosotros damos por perdida.

Buenas noches y buena suerte.

Extraido de EL HIJO DE MADERA

3 comentarios:

Luciérnaga dijo...

Joder Valerio,

ojalá todo el mundo se pudiera enterar de esto tan cierto. Ojalá todo el mundo lo creyera.

Yo por mi parte, lo creo.

Gracias por subirlo.

Maleno dijo...

A oscuras desnudo y solo,sentado en un sofa. Es el unico mueble de la habitación junto con una tele permanentemente encendida. Estoy colocado. Empiezo a sentir la presion en las sienes. Las contracciones involuntarias de musculos en el cuello, en la espalda y los hombros. La presion en la cabeza. Todo esta O.K.

Mujeres afganas que intentan suicidarse rociando sus ropas con el queroseno que utilizan para cocinar y pegandose fuego. Oquey, ha sido vendida con 11 años por algo de tierra y un poco de dinero. Nunca consiguen matarse: una lenta agonía, desfiguradas, sin piel. Oquey, ningun problema: ¡esto es el país del opio baby! Cambio de canal. Una rubia chupa una gran polla, mientras otro tio de da por el culo. Cambio. Un tio con cara de nazi habla de revolución, habla de lucha por la libertad, de independencia, habla de la memoria por los caidos. Un niño "terrorista" se ha inmolado en Bagdag. Los yanquis ponen ojas del coran para limpiarse en los retretes de las cárceles iraquies. Oquey, moraleja: ¡te vamos a dar por el culo, te vamos a quemar con queroseno!

¡ WATCH MORE T.V. !

Anónimo dijo...

Valerio ya puedes entrar en afinidades

www.lasafinidadeselectivas.blogspot.com

Muaaaaaak!

LU